Leyendas Mexicanas Cortas  Las Leyendas son los relatos que se transmiten de generación en generación a través de la palabra hablada, y en menor medida a través de los textos. Se trata de narraciones que pueden incluir elementos y personajes históricos, fantásticos o sobrenaturales, que interactúan con las personas e impactan los fenómenos de la vida cotidiana. Tienen la función de explicar situaciones humanas o de la naturaleza, y tienen la facultad de representar parte importante de los imaginarios, los valores y las Convenciones Sociales. Por lo mismo, las Leyendas varían de acuerdo con el lugar donde emergen y la Cultura que las transmite. En las Leyendas Mexicanas podemos encontrar un amplio repertorio de imágenes simbólicas y representaciones míticas que cumplen funciones Sociales importantes. Aunque existen muchas más, a continuación, veremos varias Leyendas Mexicanas Cortas. La llorona. Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo existió una mujer que, en un intento de vengarse del hombre que amaba, asesinó a sus hijos ahogándolos en un río. Inmediatamente después se arrepintió, y ante la culpa decidió suicidarse. Desde entonces, vaga por las calles de distintas ciudades al caer la media noche especialmente se aparece cerca de lugares donde hay agua, y repite sin cesar “¡Ay mis hijos!”. Por esto es conocida como La Llorona Las raíces de esta mujer, y los motivos que la llevan a vengarse varían de acuerdo con la versión. Así mismo hay quienes cuentan que se trata de una mujer que se aparece específicamente a hombres borrachos y a través del susto les castiga. El nagual. Desde la época prehispánica, varios de los dioses que han formado parte de la Cultura mexicana han tenido  la facultad de cambiar de la forma humana a la de algún animal. Está facultad se trasladó después a brujos, brujas y chamanes, quienes adquieren las habilidades del animal en el que se transforman y lo utilizan en favor de la Comunidad. Así pues, dice la leyenda que los nahuales se aparecen constantemente a las personas, especialmente a la media noche y tomando la forma de animales comunes. Esta es una de las Leyendas Mexicanas en las que se nota la influencia del folclore prehispánico fundamentado en muchas creencias animistas según las cuales objetos y animales no humanos tienen facultades intelectuales propias de nuestra especie. La isla de las muñecas. En Xochimilco, una de las delegaciones de la Ciudad de México donde se encuentra un gran lago con numerosas trajineras, se cuenta que un hombre llamado Julián Santana recolectaba muñecas abandonadas. El hombre vivía en una de estas trajineras, y la razón por la que juntaba las figuras era para ahuyentar a los espíritus de lago. Específicamente, Don Julián ofrecía estas muñecas en símbolo de paz para ahuyentar el espíritu de una niña que murió ahogada ahí mismo. Actualmente existe una pequeña isla con las muñecas recolectadas por Don Julián en los canales de Xochimilco, y dicen que el alma de este hombre vuelve constantemente para cuidarlas. De ésta manera, esta leyenda mexicana ha dado paso a una leyenda urbana cuya realidad transcurre en el tiempo presente. continuara Lic. Maricela Ríos Rueda

Formulario de Suscripción